SAVOIR- FAIRE

Los árboles, cuna de una vocación

Unido a sus raíces, desde su creación hasta el día de hoy, la empresa ha permanecido arraigada en su territorio.

El artesano y la industria del mueble

Elemento del paisaje regional, los bosques de las Hautes-Pyrénées rebosan una gran diversidad de esencias y olores. De raiz campesina, sumergiendo sus raíces en el corazón de esta región. En las arboledas de las riberas del Adour y de sus afluentes, en los bosques próximos a los Pirineos. Henri queda huérfano y es en este período cuando nace su afecto profundo por el bosque. Es llevado por su tía a una institución religiosa junto a estos bosques, en ella descubre su su amor por la naturaleza le aporta rigor, pero también una apertura social y cultural, que le guiarán a lo largo de su vida como hombre y como empresario. Muy próximo a los aserraderos situados en el corazón de los macizos forestales regionales, la ciudad de Vic-en-Bigorre ve desarrollarse, después de guerra, la artesanía y la industria del mueble. De la alquimia de un paisaje arbolado y de un desarrollo rural nace una vocación.

Futuro y calidad

Desde su creación hasta nuestros días la empresa quedó enraizada a su territorio. La segunda generación evoluciona de un modelo artesanal a un modelo industrial conservando todo su “saber hacer” aprendido en los talleres de su padre. Tujague, en las llanuras del valle del Adour y a los pies de los Pirineos, es hoy una fábrica moderna, contemporánea que gira indiscutiblemente hacia el futuro.